Reset... Colabora con Intermon Oxfan... También te Necesitan a Tí

Reset... Un Nuevo Punto de Partida


Reset... es un espacio que desea expesar un lenguaje dirigido al corazón y no a la razón. La razón pone límites y enjuicia cotinuamente, convirtiendonos en seres realistas, haciendo que nos enfoquemos en las dificultades y en los problemas, en lugar de en el lado positivo de las cosas y en las oportunidades, nuestro lado más creativo que nace de la conciencia pura, infinita e ilimitada .

Somos viajeros en un viaje cósmico: polvo de estrellas que gira y baila en los remolinos del infinito. La vida es eterna. Pero las expresiones de la vida son efímeras, momentáneas, transitorias.

Gautama el Buda, dijo en cierta ocasión:

Esta existencia nuestra es tan transitoria como las nuebes de otoño. Contemplar el nacimiento y la muerte de los seres humanos es como mirar los movimientos de una danza.


Una vida es como un relámpago en el cielo; corre como un torrente por la ladera de una montaña.

Nos hemos detenido un momento a encontrarnos, a conocernos, a amarnos, a compartir. Éste es un momento precioso, pero es transitorio. Es un pequeño paréntesis en la eternidad. Si compartimos con intéres, con ligereza de corazón y con amor, crearemos abundancia y alegría los unos para los otros.
Y entonces este momento habrá merecido la pena.

De eso trata esencialmente este espacio de crecimiento humano que te invita a participar, pues todos aprendemos de todos, de reiniciar nuestras vidas desde un nuevo punto de partida. Reset... es tu espacio y tu tiempo para expresar lo que deseas cuando habla el corazón. Deja de querer y empieza a ser.

¿Éxiste algo más emocionante que el conocimiento de uno mismo? ¿Me acompañas?

FACUNDO CABRAL

La influencia de la palabra en la conciencia en un don, un arte, un bello reflejo del interior, de aquel que hace brotar de su corazón la pureza de lo ecuanime... serenandote, relajandote, haciendote volver al centro de tu Ser. Facundo Cabral, es de esa extraña belleza capaz de iluminar, a todo aquel que puro de corazón escucha sus palabras, y sin niguna pretensión le acompaña en el viaje para recomenzar...

Top 10 visitantes

;

sábado, 19 de septiembre de 2009

Los 10 Mandamientos de los Niños a los Padres

 Mis deliciosos hijos Alvaro y Muriel
Fuente inagotable de amor profundo e inspiración





1. No me miméis demasiado. Que me pudrís a besos y regalos. Yo sé que no debo recibir todo lo que pido. Pero vosotros tenéis la culpa. Entre más pido, más me dais.

2. No temáis ser enérgicos conmigo cuando sea necesario. Prefiero la energía a vuestros balbuceos y contradicciones, pues me da mayor seguridad.

3. Por favor, no me reprendáis en público frente a mis hermanos o amigos. Esto me encabrita y enfurece. Os pondré mayor atención si habláis conmigo a solas.

4. No me prometáis lo que no vais a cumplir. Me decís que si me porto bien, me compraréis un balón o me llevareis de paseo. Luego se os olvida y me siento mal, porque cuando no sois consecuentes pierdo confianza en vosotros.

5. Contestadme con la verdad las preguntas que os hago. De lo contrario, buscaré la respuesta en otra parte. Y será peor para mí y para vosotros.

6. Cuando me mandéis alguna cosa, nunca me digáis: “Hazlo porque yo te lo ordeno”. Ya sé que sois unos gigantes, pero no me convirtáis en un enano. Nada os costará darme una razón en vez de hacerme sentir el puro peso frío de la autoridad.

7. No os limitéis a echarme en cara mis defectos. Reconozco que soy flojo, mentiroso, desobediente, iracundo. Vosotros me lo decís todo el día. ¿Por qué no me decís como pudo librarme de estos defectos?

8. No os disfracéis de seres perfectos, incapaces de errar. Es un choque el que sufro cuando descubro que vosotros también faltáis como yo. No creáis que os deshonra pedirme una disculpa. Al contrario, merecéis mi más caluroso elogio.

9. No me ayudéis en exceso. Dejadme hacer lo que yo pueda hacer. De otra manera, me convertís en un ser inútil que nunca podrá valerse por sí mismo.

10. No olvidéis lo rápido que voy creciendo y lo que me gusta experimentar la vida por mí mismo. No me consideréis un niño a perpetuidad. De seguro que os es difícil ir conmigo paso a paso, pero intentadlo para que crezcamos juntos uno al lado de otro.

Un Abrazo y Luz para el Camino

0 comentarios: